XCVII

Son casi las diez de la mañana y se adivina que hoy va a ser un día de calor asfixiante y soporífero, pero tengo la suerte de que mi garita está ubicada entre dos grandes edificios, al amparo de su juego de sombras que me permiten unos quince o veinte minutos de sol al día, y por si fuera poco dispongo de una agradecida orientación norte, es dcir, que aquí no me voy a enterar mucho del calor que pueda llegar a hacer.

Debo ser capaz de encontrar el punto de vista bueno a esta situación, porque este trabajo, como preveía, es bastante frustrante, lo bueno es que los currelas, a quienes superviso que entren con los Equipos de Protección Individual estipulados por los diversos coordinadores de seguridad, saben de mi situación a abulia y hastío, y suelen acercarse a echar el cigarrito hasta la garita, con lo que me entretienen unos minutillos.

Poco a poco desgrano las horas, ocho diarias, y restan once laborales para que se acabe este contrato ... volverá el paro y la busqueda activa, pero antes me cogeré unos días de vacaciones, en los que me gustaría contar con la mejor compañía posible (ya sabeis jejeje), pero como decidí hace unos meses me niego a planear algo, lo que venga deberá ser aceptado.

En cualquier momento me daré una vuelta por la obra a ver como evolucionan los trabajos, sin responsabilidad ni autoridad, como si fuera un jubilado pero con cierto trato de favor porque yo si puedo acceder al recinto :-)

Y mientras, trataré de encontrar la mejor manera de ir quemando los minutos, las horas, los días ....

-------------------------------------------------------------------------------------


Nota: a buen entendedor ... la cuenta atrás continúa, en este caso hacia adelante, llegará el momento de desentrañar su significado, permanezcan atentos a sus monitores.

XCV

Llevo casi dos horas en mi puesto de trabajo (como bien habreis adivinado tengo ordenador con acceso a internet), y las he pasado leyendo periódicos, correos atrasados, escribiendo algunos, navegando por algunas webs y ahora poniendo al día el blog ... ¡ah! y trabajando también, es decir, viendo como entra y sale gente de la obra limitándome a ver si llevan el chaleco reflectante y el casco, y dando, en algunos casos, los buenos días ... algo muy instructivo, por supuesto :-)

El fin de semana ha cumplido las expectativas, ha traido el descubrimiento de unas excelentes cualidades culinarias para beneplácito de mi mal acostumbrado apetito; y lo más destacable podría ser esa noche del sábado al domingo donde me vi perjudicado como hacía tiempo que no me sucedía, afortunadamente no había que mover vehículo alguno porque tomamos la precaución de utilizar transporte público para asistir al Intercéltico de Avilés, lugar donde pudimos deleitarnos con los abuelos de Tannahill Weavers y los chavalucos de Beoga, donde sobresalió por encima del resto Eamon Murray, bodhanista de pro para desesperación lógica de talibanes y puristas ... ¡¡se pide coherencia señores!!.

Mención aparte para el enorme donut que me salvó la vida y me permitió regresar al centro de operaciones sin mayores contratiempos salvo la esperada y consabida resaca, fácilmente solventada con una aspirina efervescente y tres películas del tirón :-)

Quedan pocos días para empezar a hacer una analítica existencial, me lo pide el hipotálamo o alguna zona colindante dentro del SNC o lo que sea, que tampoco es que sea un experto en anatomía, pero da igual, provenga de provenga esa necesidad, tengo que darla salida ...

Voy a ver si encuentro algo con lo que seguir matando las horas

CUATRO DÍAS

Y llegamos al viernes, San Viernes, y como quiera que el lunes es fiesta en Cantabria puesto que se conmemora la firma de la constitución de la Provincia de Cantabria, allá por el 1778, ¡casi ná!.

Esto se traduce en que tengo ante mi un largo fin de semana, y que otra cosa podría hacer con él que no fuera aprovecharlo para viajar un poquito, pues eso es lo que voy a hacer, otros 173 kilómetros (bueno, algo menos porque mi trabajo está más cerca de mi lugar de destino) y con muchos días por delante para aprovecharlos como bien se merecen ... etílico-gastronómicamente hablando.

Ayer quedé con los colegas de toda la vida, para dejar cerrado el asunto de la despedida de soltero de J. que tendrá lugar el próximo fin de semana, es decir, que se masca la tragedia, como no podría ser de otra manera, y sin embargo la sensación que tengo es que estaré un tanto fuera de lugar porque ya hace mucho tiempo que los intereses comunes no existen, más allá de reunirnos y recordar historias del pasado. La vida de cada uno va para su sitio, y la última noticia es que otro de ellos, J. "el marqués", se nos casa el año que viene mientras que I. formalizará legalmente su nueva situación, por medio de segundas nupcias.

A este último le dije que tengo limitado el número de bodas a una por persona asi que de esta me voy a librar, no asi de la primera que me temo vaya a coincidir con uno de los festivales de referencia de cada verano, allá por septiembre, pero eso será dentro de más de un año y nadie sabe donde andaré por entonces :-)

Vamos a ir cerrando la semana, me llega la hora del café, y un poco más tarde a comer ligero porque hoy hago jornada contínua que me llevará hasta eso de las cuatro de la tarde, momento en el cual empezaré a disfrutar de este extenso fin de semana.

Hasta la vuelta.

HOJAS DEL CALENDARIO

Llevo poco más de una hora en lo que viene a ser mi cuarto día de "trabajo" en este nuevo puesto. Y hago bien en ponerlo entre comillas porque me da mucho reparo hablar de esto como de un trabajo, toda vez que lo único que hago es ver pasar las horas navegando por internet, y controlando una ventana por donde pasan los obreros, deseando que llegue algún camión y poder levantarme de la silla para estirar un poco las piernas mientras le tomo los datos.

No me cabe duda que este mes de contrato va a ser largo y aburrido, pero bueno, me lo voy a tomar como unas vacaciones pagadas (y bien pagadas, porqué no decirlo) y lo primero que hice en este aspecto fue poner en el Windows Media ese una radio online de música tradicional irlandesa, para asi pasar las ocho horas de manera más amena.

Pero no me valió con eso y me he comprado un libro, un tochuco de 1200 páginas que voy leyendo entre camión y camión, y que dudo que aguante vivo antes de acabar aquí.

Y mientras, como no veo movimiento de fichas por parte de mi actual empresa, ya me he puesto a mirar nuevas posibilidades, he actualizado mi curriculum en internet y sólo me queda hacerlo en el impreso, de manera que al acabar esto y tomarme unos breves días de descanso, volveré al mercado laboral con dos experiencias interesantes añadidas, al menos de cara a futuras entrevistas.

Os voy a dejar, por ahora.

008

Y al final la obra de la fábrica se acabó el viernes, un pequeño retraso sobre el planning final hizo que mi presencia fuera indispensable ese día por tener que realizarse trabajos en altura, y cuando todo el mundo acabó la labor, me quedé casi veinte minutos por allí solito haciendo fotografías mentales de recuerdos, de todo lo que han significado estos casi cuatro largos meses ... fin.

Y como bien sabeis, en ese sitio los viernes por la tarde no se trabaja, por tanto me marqué un viaje de tarde con 173 kilómetros de distancia ... comienzo de un fin de semana revitalizador, como todos los que últimamente estoy viviendo, llenos de algo que no sabía que echaba en falta, con muchas palabras que creo que han sido dichas en el mejor momento, y también, porqué no decirlo, con fiesta etílico-gastronómica por doquier, como debe ser en un mundo que verdaderamente funciona. Y prueba de ello es el pulpo, cachelos y pimientos de padrón del viernes, con dos jarras de ribeiro como ingrediente esencial ... para coger el puntillo jejeje.

Lástima que ya no soy ningún mozalbete porque esa segunda jarra hizo que las fuerzas desaparecieran y los planes tuvimos que posponerlos,tampoco es que fueran importantes, más allá de pasar una noche juntos tomando cervezas, por tanto la mejor opción fue volver a casa a descansar.

Que el sábado nos aguardaba una interesante y sorpresiva jornada, por ambas partes. Después de comer salimos hacia "el ensayo" del grupo en ciernes ... y el ensayo fue una pequeña embarcada que con pocos medios y mucha disposición se solventó como mandan los cánones, eso si, me tuve que contener la risa en un 50% .... la charla posterior trajo una cosa bien clara, yo debo llevar el coche de vuelta así que dejo de beber.

Que bien hice porque fue abandonar el pueblo y "buenas noches, esto es un control de alcoholemia". Reconozco que estaba un poquitín acojonado porque, efectivamente, había bebido, aunque hacia más de tres horas y con empanada y tortilla mediante, pero nunca se sabe. Ya os he dado una pista de cual fue mi registro, por tanto respondeos vosotros mismos si me quitan el carnet o no.

La noche del sábado acabó por todo lo alto, a altísimas horas de la madrugada, incluso nos encontramos a un "vallarnista" que tampoco fue al concierto de Helguera (lo digo para que conste que no fuimoslos únicos jejeje) ... y el domingo amaneció, o llegó, o yo que se, que tanta cerveza te hace perder el control horario.

Sobremesa con Me llamo Earl, descanso y viaje de vuelta para llegar al filo de las once de la noche y mañana (por hoy) debo madrugar más que nunca (nunca referido a la historia reciente) pues debo conocer el que será, definitivamente, mi puesto de trabajo durante el próximo mes, día más o menos. Pero esta historia será contada en nuevas entregas del Autodiván ...

Gracias por todo, como siempre :-)

FIN Y PRINCIPIO

Mañana se acaba la obra.

Mañana será día de despedidas y recogidas, aún quedan ciertos aspectos técnicos a resolver antes de dar al botón de marcha de la planta, pero mi presencia ya no será necesaria por no revestir riesgos especiales dichas tareas. No se muy bien como encarar esta circunstancia, toda vez que mi experiencia durante estos meses puede haber sido una de las mejores de mi vida, un redescubrimiento y un recomienzo; he conocido a buenas profesionales y mejores personas con las que he creado un vínculo especial, algo que durará en el tiempo y nos permitirá, si nuestros caminos vuelven a encontrarse, saber que fuimos nosotros quienes lo hicimos posible ... mas entiendo que será difícil que dicho encuentro pueda producirse, y por ello dejo constancia en este blog de mis mejores deseos para las tres personas con las que he formado equipo: Andoni, Txaber y Carlos.

Recoger mis cosas e irme a mi nuevo destino, ese será el primer paso, mi nueva obra me espera.

Pero mientras tanto, ha querido la diosa azar que mañana también se firme lo que será el I Convenio de Servicios de Prevención, que me afecta de manera directa y que, al primer vistazo, me va a convertir en mileurista, voy a sentirme español con todas las de la ley, bueno, casi, sólo faltaría una hipoteca o alquiler, pero eso, amigos míos, será otra historia que deberá ser contada cuando llegue el momento.

Durante un mes seré uno más, y más allá de esta fecha no se que pasará, el futuro laboral se presenta un tanto gris ... como el resto de españoles ... creo que se avecina nueva campaña de curriculeo masivo, pero ahora con doble actualización del curriculum.

Veremos.

Mañana estaré triste, me lo puedo permitir.

MERÓN 2008

Se ha cumplido con lo previsto, en todos los aspectos.

El musical ha dado sus frutos porque ver a Moving Hearts es un lujo al alcance de muy pocos, tuve una experiencia cuasi-orgásmica a pesar de los comentarios generalizados de su sosez, que si, que no lo discuto pero ya se contaba con ello y como cada cual tiene un gusto (y un culo), el mío dice que su concierto fue el mejor de todos los vistos, sin desmerecer a ninguno de los demás, salvo a Kepa Junkera que, lo siento, está en un período de falta de creatividad alarmante. A veces se cumple aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Los demás: Braña, Naheba, Kocani Orkestar, Cahórnega, Altan, Oysterband y Los Niños de Los Ojos Rojos, han cerrado el cupo de sensaciones magistrales en la parte artística.

Pero me quedo casi con la sesión que disfruté el sábado durante un par de horas, el modo deshinibición fue absoluto por mi parte dando lugar a uno de los mejores duelos guitarra-bodhran que el mundo pueda haber contemplado ... si, bueno, habrá quien piense que no fue para tanto, pero el blog es mío y escribo lo que quiero jejejeje.

La acampada, magistral, buen rollo entre vecinos casi absoluto salvo un conato de "cállate de una puta vez pesado de los cojones", las risas entre las tiendas eran la nota predominante, incluso cuando llovía (que llueva, que llueva...). Bien por vosotros compañeros, formais parte de mi familia (folki) y eso son palabras mayores.

El objetivo gastronómico, pues salvo el bocata del viernes a precio de caviar (pese a la marca del pan) se puede decir que se ha visto cumplido con creces, sobre todo ese chorizo a la sidra del sábado y la morcilla matachana del viernes ..... mmmmmmmm ..... pero si ha habido un claro ganador, ha sido, por si alguien podría dudarlo, la cerveza, seguida, bien de lejos, por los gin-tonics con los que se cerraron las noches y que al despertar, te das cuenta de que sobraron XDDDDDD

Mención aparte para quien inventó las tiendas Quechua, no sólo por la facilidad de montaje, sino también por su excelente impermeabilidad y capacidad de desmonte (una vez aprendes, claro). El sábado de tarde-noche cayó una buena cantidad de agua en poco tiempo, y ahí estaba ella, imperterrita e imponente.

El cansancio físico y mental que he arrastrado todo este lunes no es más que un deseable efecto secundario cuando todo ha ido como correspondía: mucha fiesta y ajetreo, poco descanso.

Por último, más no por ello menos importante, las mejores palabras para quien se metió una horuca de viaje de ida y algo más de vuelta, porque sin su presencia este festival no hubiese sido ni la quinta parte de divertido y especial, ni de etílico-gastronómico, ni musical o emocionante ... sin cómplices con quienes cometer locuras no es lo mismo, los hechos siempre se recuerdan mejor cuando los compartes con alguien y en este caso puedo afirmar que esta tercera edición ha sido la mejor y ha sido tu compañía la que me lleva a pensarlo, porque ya sabes que las palabras hay que sentirlas ... ¡¡GRACIAS!!.

AVANCE

Mañana como los tajos a desarrollar en la obra no van a entrañar, en principio, riesgo, he quedado en acercarme a la que será mi siguiente parada, mi próximo trabajo, para aprovechar el día y conocer el lugar y empezar a familiarizarme con las nuevas tareas, de ambiente más burocrático pero no por ello menos atrayente. Se trata de una buena oportunidad para seguir mejorando y ampliando curriculum en este tremendo mundo de la prevención y la seguridad.

Algo me dice que lo mejor está por venir, pero mientras tanto los planes no se van a ir más allá del fin de semana, porque acabada la visita y gracias a la proximidad, comenzaré a disfrutar de la primera gran cita folk de este verano.

Se masca la tragedia, que es lo que se suele decir cuando preves un finde lleno de buena música, litros de sidra y cerveza, ambiente distendido y afable, y sobre todo la mejor compañía deseable.

Por tanto, y ante la imposibilidad de realizar más apotaciones al blog, me despido de todos vosotros deseando que tengais, al menos, un poquito de la "buena onda" que vamos a disfrutar los que nos acerquemos a San Vicente de La Barquera y al Cantabria Infinita 2008.

DE MÚSICA

Este último fin de semana, entre mojitos y cervezas, ya me he quitado una espinita, incomprensible a estas alturas, pero es lo que hay:



El próximo, añadiré más casillas de verificación a mi lista, que no por esperada deja de ser menos importante:



Y además, éste último, en muy buena compañía :-)

COMUNICACIÓN

Cualquier proceso comunicativo (y hoy no hablamos, en principio, de mi trabajo) consta de un emisor, un receptor, un canal o medio y un mensaje. Pero hay un factor más a tener en cuenta, que hace que esa comunicación resulte más efectiva:

- La respuesta o feedback.

Muchas veces cuando decimos algo esperamos que haya una respuesta, algo que nos indique que el mensaje ha llegado a su destinatario y que ha sido efectivamente recibido; se da el caso de que en ciertas ocasiones el feedback se nos da sin darnos cuenta, o es tan mecánico que no llega a traspasar nuestro umbral perceptivo: un monosílabo, un pestañeo, un cabeceo ...

Otras veces (y entro al grano) lo que pretendemos es recibir una única respuesta, no nos vale otra que la que hemos "planeado", ignoramos el feedback del receptor por no ser el que requeríamos ... y cometemos un error porque entonces ya no podemos hablar de comunicación, no queremos que haya dos partes relacionadas sólo nos interesa la nuestra, nuestra información y nuestra afirmación.

Hasta ahora no lo había visto asi, y debo aprender a discernir cuando quiero comunicarme y cuando quiero informar, en apariencia es algo simple pero me temo que tiene una complejidad abismal, sobre todo de aprendizaje porque también debo analizar las respuestas obtenidas para entender lo que quise decir, si me satisfacen tal cual son o si necesitaba otra cosa.

Si, lo se, hacía mucho que no hablaba de "mis cosas", pero a veces el aprendizaje continuo es lo que tiene, que te llega el flash en cualquier momento y debes seguir a tu intuición, sobre todo para esquivar la tormenta que amenazaba y que ahora, afortunadamente, ha dado paso a un ligero anticiclón.

CONTINUAMOS

Resulta bastante triste que uno deba recurrir a los métodos que sólo un necio emplearía para hacerse respetar, o al menos para evitar que le pisen, es simplemente frustrante pero creo que ha sido, objetivamente, lo mejor que pude hacer.

Tras el altercado de ayer hoy he sentido miradas de respeto desde el momento que entré en la fábrica, y es que haberme enfrentado con el poder sin tener ningún miedo a represalias (reconozco que desconocía a la persona a quien amenacé pero resultó ser el número dos), ha hecho que hoy hayan sido todo halagos por parte de los anteriormente pisoteados.

Me han puesto muchos galones y medallas, pero no quiero ninguno, no me ha gustado en absoluto el método utilizado, odio haberme puesto a la altura de la estupidez y la vulgaridad ... hay gente que nace para ello, y no creo que sea mi caso.

En poco más de dos semanas daré por finalizado mi paso por aquel lugar, quedará constancia de mi trabajo y el recuerdo de nuestra labor de equipo, y es con eso con lo que quiero quedarme, de esta experiencia reciente sólo la entenderé como una situación que tenía que darse para aprender de ella (gracias por el consejo y el ánimo ...) y el resto a seguir como hasta ahora, evolución.

A pesar de todo, hoy he vuelto a divertirme durante las nueve horas de curro :-)

DIES IRAE (II)

El fin de semana ha sido larguísimo, agradable, agotador y con unos homenajes gastronómico-etílicos que deberían ser la envidia de cualquier adicto a las recomendaciones de la guía michelín, sobre todo al comparar precios y calidad. Hasta aquí lo deseable y lo previsible.

Lo malo comienza hoy, la vuelta al curro, si siempre es dura, hoy lo ha sido con un multiplicador tendiente hacia el infinito. Nada más llegar a portería a recoger mi acreditación han empezado los problemas. Siempre he tenido mucho aguante, siempre me he visto como una olla a presión con la tapa abierta, pero hoy no se muy bien porqué, la tapa estaba cerrada y la presión ha ido aumentando.

El cúmulo de ostias recibidas en tan corto espacio de tiempo, sumado al agotamiento por haber dormido menos de cinco horas, me han desencajado, me han desequilibrado y mi capacidad de reacción, otrora acompañada de lenguaje, no han podido hacer más que llevarme al desenlace más previsible ... incluso mediar en un principio de bronca física.

Si, lo noto desde hace unos meses, algo ha cambiado ... la llegada del preboste inflado cual elefante en una cacharería no ha servido más que para comprobar el buen funcionamiento de la válcula de seguridad de la olla a presión que había en mí. Una barra rígida de polipropileno que había cerca de mi ha estallado contra un banco de trabajo mientras mi boca pronunciaba unas palabras desconocidas: "como no te calles la puta boca te reviento la cabeza .... ¡cagondios!".

Ha sido una explosión tan brutal y tan cargada de odio que ahora me asusta, pero allí me alivió ... bueno y el que me agarraran, me quitaran la barra e invitaran al gordo a irse.

Fue al filo de la comida, que hoy me ha sentado como la mierda, media hora después de llegar de nuevo al tajo se ha ido por el retrete. Y ha sido en ese momento cuando llegó el relevo.

Soy el recurso preventivo de la obra, el hecho de haber asumido otras funciones para ayudar a finalizarla cuanto antes no debe dar pié a nadie, ni a dios ni a la puta madre que los haya parido a faltarme al respeto y creo que hoy ha quedado constacia de ello, y sin embargo no me encuentro feliz de haber tenido que utilizar esta acción. Joder, como he cambiado.

Hoy en mi radio online no puede sonar más que rock agresivo y brutal. Cómo diría Steve McCrosky: "elegí mal día para dejar de esnifar pegamento".

Y mi intuición me avisa de que en mi horizonte barrunta la tormenta, me debo empezar a preparar para cuando llegue.

 
Estructura y cambios en el diseño: Merlin